Es una técnica de meditación creada por Vianna Stibal en la que el practicante accesa  precisamente Theta y conecta con la energía creadora (Dios, ser superior, etc.) con el fin de intercambiar creencias limitantes por creencias positivas y de mayor beneficio. Resultando en una reprogramación instantánea de la mente inconsciente. Esto impactando tus creencias fundamentales y pensamientos. Este proceso mejora todos los aspectos de tu ser, incluyendo el físico, mental, emocional y espiritual. Esta es la esencia de Theta Healing®

Todos los organismos vivos están formados por células. Los científicos estiman que un cuerpo adulto humano se compone de alrededor de 37,200 mil millones de células. Además, cada célula se compone de moléculas y estas moléculas se componen de átomos con protones, neutrones y electrones. Todo en este nivel es energía pura. Toda energía interactúa entre sí.

  1. Cuando te cortas sientes el dolor de inmediato, ya que se transmite eléctricamente a lo largo de los nervios al cerebro.
  2. En nuestro corazón tenemos “circuitos eléctricos” y podemos medir la actividad eléctrica mediante el uso de un electrocardiograma (ECG).
  3. El cerebro humano está compuesto de aproximadamente 100 mil millones de células nerviosas (neuronas) interconectados por billones de conexiones, llamadas sinapsis.

Tu cerebro forma red de células nerviosas que interactúan entre sí y generan un campo de ondas cerebrales eléctricas o campo eléctrico. Estas se pueden observar con un EEG (electroencefalograma).
No sólo tu cerebro, pero todo su cuerpo tiene un campo eléctrico. En cualquier lugar que hay una célula nerviosa, hay electricidad. Sólo que con mayor concentración alrededor de la cabeza, porque ahí es donde la mayor parte de las células nerviosas están.

Sin duda podemos decir que somos seres de energía y por lo tanto, no hay nada misterioso acerca de esto. Por ende cuando interactuamos estamos tanto absorbiendo como enviando energía. ¿Te suena ahora la expresión buen o mala vibra? Cada organismo vivo se comunica con estas vibraciones. La física cuántica ha demostrado que las energías siempre se comunican e interconectan entre sí. La ciencia está empezando a reconocer que hay un mundo que no hemos explorado en lo que respecta a la comprensión de la naturaleza de nuestra salud.

Todos los seres humanos muestran cinco tipos diferentes de patrones eléctricos u “ondas cerebrales”. Las ondas cerebrales se miden en ciclos por segundo (Hertz, Hz es la forma corta). Cada una sirve para un propósito y ayudar a hacer frente a diversas situaciones – ya sea para ayudarnos en el proceso de aprender nueva información o ayudar a calmarnos después de un día estresante, etc

Las cinco ondas cerebrales en orden de mayor frecuencia (amplitud más baja) a frecuencia más baja (la más alta amplitud) son los siguientes: gamma, beta, alfa, theta y delta.

Las ondas cerebrales Theta están presentes durante la meditación profunda y el sueño, incluyendo el estado REM del sueño. Es el reino de tu subconsciente. Se dice que se llega a experimentar un sentido de profunda conexión espiritual y la unidad con el universo en Theta. La mayoría de los programas de la mente están en Theta. Es de ahí donde se experimenta las visualizaciones vividas, la inspiración y creatividad profunda, e intuición excepcional.

th_1

Pero entonces ¿Qué es Theta Healing®?
Es una técnica de meditación creada por Vianna Stibal en la que el practicante accesa precisamente Theta y conecta con la energía creadora (Dios, ser superior, etc.) con el fin de intercambiar creencias limitantes por creencias positivas y de mayor beneficio. Resultando en una reprogramación instantánea de la mente inconsciente, impactando tus creencias fundamentales y pensamientos. Este proceso mejora todos los aspectos de tu ser, incluyendo el físico, mental, emocional y espiritual. Esta es la esencia de Theta Healing®

Theta Healing® en sí no tiene ninguna afiliación religiosa. Solo se requiere creer en la energía, tu ser superior, Dios, Creador, etc.

  • icon

    ¿Cuáles son los beneficios?

    1. Ayuda a superar miedos y fobias.
    2. Aliviar el estrés
    3. Reducir la ansiedad
    4. Ayuda a identificar las creencias profundamente arraigadas que pueden estar limitándote.
    5. Aumentar el amor propio.
    6. Facilitar profunda relajación física
    7. Aumento la claridad mental
    8. Sincronizar ambos hemisferios del cerebro
    9. Ayuda a ser más creativo.
    10. Reducir el dolor.
    11. Ayuda a aliviar el trauma
    Y muchos otros